Los Alpes Franceses

Hay viajes que se hacen esperar, no solo porque aburridos de la rutina y los escollos que hemos de superar a lo largo del curso los esperemos con deseo; sino porque hasta alcanzarlos también se nos tiendan en el camino numerosos obstáculos que los hagan tambalear, y pongan a prueba hasta qué punto estamos dispuestos a cambiar de planes o a seguir adelante a pesar de todo. Y este ha sido uno de esos. Mi chica se fisuraba un metatarso días antes de partir a un viaje que se había planificado para hacer moto senderismo. El cuidador de nuestra perrilla nos dejaba colgados pocos días antes. Y otros detalles menores no ayudaban a redondear el panorama. Pero decidimos apretar los dientes y segur adelante, casi en huida, y sin mirar atrás, y esto es lo que nos pasó. Que lo disfrutéis, que no fue poco.

16 al 18 de Agosto Casa-Albarracín-Ille-Avignom

Cuando quieres recrearte en un lugar lejano de casa, sueles ir del tirón hasta ese sitio y desde allí empiezas a hacer radios, a disminuir la marcha o a recrearte en cada kilómetro que allí recorres. Eso, cuando marchas en avión, es fácil. Pero en moto, no. Atravesar España se está convirtiendo en costumbre, y cada vez tenemos más pulido un trayecto que evita autovías, muy aburridas en moto, permite una buena velocidad media con pocas travesías, y encima, es bonito. Es este:

0102

Es lo bastante recto como para que se tarde casi lo mismo que abriéndose por las grandes autovías que cruzan por Madrid desde casa. Solemos establecer Teruel o Albarracín como punto de pernocta, ya que en estos viajes por aprovechar al máximo, salimos un mediodía, que es cuando estamos libres los dos. Así que pasamos otra agradable noche en la turística ciudad por muy poco dinero, y repusimos fuerzas para la gran tirada del día siguiente: Desde Albarracín hasta Ille, junto a Perpignam.

DSC03086

Me gustaría decir que fue un trayecto precioso y que hicimos muchas paradas a hacer fotos que mostrar aquí, pero la lluvia a la altura de los Pirineos y las ganas de llegar para montar la tienda con luz de día redujo las fotos a la mínima expresión. Era una etapa de transición, y nos lo tomamos al pie de la letra.

En Francia las Autoroutes se cobran en función de los ejes que tiene el vehículo. O de los pares de ruedas, porque en el caso de la moto se paga solo por 1. Es decir, la mitad que en un coche. Y eso implica que atravesar desde Perpignam hasta Avignom cueste menos de 10 €. Cosa que decidimos aprovechar para centrarnos en ver la segunda de las ciudades, con acierto. Perpignam merece una visita rápida, pero no mucho más.

03

Pero la tarde en Avignom fue la que dio el pistoletazo de salida a la parte interesante de este viaje. Nos alojamos en el camping de la ciudad que acogió a Picasso, y que fue sede papal antes que Roma y durante muchos más años. Esto segundo ha dejado una bonita impronta en forma de arquitectura palaciega que nos permite adivinar cómo vivían estos señores hace 500 años. Una de las cosas que no debemos perdernos si visitamos Avignom es el cruce del río, que se hace en unas barcazas que pone a disposición el ayuntamiento y que viene fenomenal desde el camping, que está en la orilla opuesta a la ciudad. Luego deberemos subir a la fortaleza y desde allí, visitar el casco antiguo. Aquí tenéis una muestra.

DSC03096DSC03104DSC03126DSC03138DSC03151

19 de Agosto: Avignom – Castellane

Se acabaron las autopistas, las rectas, gastar rueda solo por medio, y el dolor de cuello. Ya estábamos en las estribaciones de los Alpes y eso implicaba curvas, carreteritas, travesías, paisajes y diversión a dos ruedas. Sin prisa pero sin pausa, fuimos recorriendo una etapa más corta y mucho más agradable que las que nos habían acercado hasta el objetivo del viaje. En la ruta, a destacar Moustiers Saint Marie, un pueblecito en la falda de unos tajos, muy turístico, y digno de parada. También nos sorpendió el Lac de Sainte Croix, por sus dimensiones, y por la cantidad de gente que vimos desde arriba practicando deportes náuticos. Estábamos en el parque nacional de Verdon, y eso significaba agua y más agua, sobre todo en forma de ríos y cañones por los que descender.

04

Aunque nuestro destino inicial era Sain Julien du Verdon, decidimos quedarnos un poco antes, en Castellane, que al ser un pueblo algo mayor, nos permitiría más opciones para cenar, pues ya nos habíamos ganado saltarnos esa noche el hornillo y la ensalada. Y así hicimos, en una pizzería que hay frente a la torre del reloj, una opción muy recomendable por calidad precio. Además, el pueblo tampoco desmerecía en absoluto, como se puede observar en las fotos.

Como nota curiosa, nos alojamos en un camping de 4 estrellas, pues al asomarnos a preguntar, a primera hora de la tarde de un día en el que terminaba la haute saison, se dieron cuenta de que o nos bajaban el precio o nos íbamos. Y así hicieron. Entrábamos en los Alpes con buen pie!

DSC03162DSC03165DSC03185DSC03190DSC03198DSC03205DSC03211DSC03225DSC03227

Como curiosidad, el puente que veis en las fotos, servía en la edad media como vía de comunicación entre las poblaciones del Oeste y las alpinas, siendo un lugar de gran importancia estratégica.

 

20 Castellane – Barcelonette

Castellane-Barcelonette

Habíamos planeado el viaje para que las etapas alpinas fuesen cortas, de cara a disfrutarlas, hacer paradas e improvisar. Y no solo eso, además íbamos a hacer 2 noches en cada uno de los destinpos centrales. Y el primero era Barcelonette. Salimos de Castellane en dirección norte hacia S Julien, el pueblo en el que habíamos previsto dormir en un principio, y la verdad es que, a pesar de ser muy pequeño, el enclave al pie de un lago, y la belleza de sus calles, nos habrían llenado plenamente de haberlo hecho. Luego, serpenteando, fuimos de village en village, disfrutando de curvas, paisajes y boulangeries hasta nuestro destino. Barcelonette es un pueblecito turístico con grandes mansiones a las afueras, mucha oferta gastronómica, y un buen puñado de campings. Nosotros elegimos La Chaup. Y fue todo un acierto. El encargado, siempre en bicicleta, nos atendió estupendamente. Las parcelas eran amplias y muy verdes. Si lo deseabas había sombra. Cenadores para protegerse de la lluvia. Bar-pizzería… todo muy casero y auténtico. Y encima baratísimo!

DSC03231DSC03244DSC03250DSC03278

DSC03272

22 de Agosto: Barcelonette-Briançon

Volvíamos a desmontar para acercarnos hasta nuestro segundo destino alpino de noche doble: Briançon. Como el camino era relativamente corto, llegábamos a media mañana y ello nos permitía acercarnos a la oficina de turismo para preparar la tarde y el día completo desde esta bonita ciudad francesa. Habíamos escogido el camping fuera del casco antiguo, en dirección sur, y allí dimos con un fornido francés que nos dio todas las facilidades para instalarnos. El camping les 5 Vallées es un camping recomendable. Nos instalamos, y nos fuimos al primer lugar recomendado: Nevaché. Una aldea idílica que no podéis dejar de visitar si estáis por la zona. La tarde también dio para visitar una bonita aldea Italiana, Melezet, que nos pillaba a tiro de piedra de Nevaché y nos permitía hacer otro bonito col alpino. Luego llegamos a duras penas para comprar la cena y el bocadillo del día siguiente, y nos fuimos a descansar.

06 Briançon

07 Nevache

DSC03381

DSC03388

DSC03389

DSC03402

DSC03423

DSC03438

DSC03444

DSC03457

DSC03469

DSC03492

DSC03517

DSC03524

DSC03533

DSC03538

24 de Agosto de 2018

Durante esta etapa, tan bonita y llena de curvas como las anteriores, pero más larga, tocaba afrontar tramos de mayor altitud, cosa que veríamos en forma de nieve en los arcenes de la carretera. Y entre curva y curva, volvimos a encontrarnos con una vuelta ciclista, como otras veces en nuestros recorridos alpinos, que nos hizo desviarnos unos kilómetros de nuestra ruta. Pero tras ver los paisajes por los que pasamos no se si salimos ganando…

En Chamonix elegimos el Camping Les Glaciers, todo un acierto por las vistas que te encuentras al despertar, absolutamente sobrecogedoras. Además, nos plantamos en una parcela atravesada por un pequeño arroyo, que aseguró que la degustación de cerveza francesa de la noche se hiciese como mandan los cánones…

DSC03705DSC03708DSC03715DSC03717DSC03739DSC03751DSC03757

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s