Cantábrico en Moto.

Hace tiempo que planeaba subir al País Vasco, para dedicarle unos días más allá que el tránsito a Francia de otras veces. Y, tras someterlo a referendum, ha salido un trazado lineal dedicado en gran parte al Cantábrico, resultado de mezclar las zonas que nos faltaban a uno y a otro por trillar. Desde Muniellos hasta San Sebastián.

IMG_20150824_120752

16 de Agosto de 2015

He de reconocer que tras la bajada Trail a Marruecos y enfrentarme a la realidad del regreso, a este viaje de placer le había dedicado menos tiempo del habitual, pero la ayuda de Ana y lo fácil que nos lo han puesto desde el clima hasta los amigos que nos han salido al paso, el resultado ha sido verdaderamente excepcional. Y es que si algo caracteriza a esta ruta, ha sido el haber podido coincidir con amigos de los que tengo repartidos por toda la península, y que en condiciones habituales quedan lejos para una escapada. Así las cosas, la primera parada fue precisamente en casa del más grande de los anfitriones por cuestiones obvias, en Madrid: Carlos. Él, Adolfo, Ana, los peques y yo compartimos la primera cena fuera de casa. 

.

.

17 de Agosto

Pero la verdadera aventura comenzaba el día siguiente, cuando traspasábamos esa frontera invisible que separa a los del norte con los del sur. Era día de kilómetros y no había más remedio que rodar por autovía más de lo que nos gusta hacerlo. Madrid iba a ser el punto en que se unieran la subida y la bajada, y como queríamos barrer el norte de Oeste a Este, nos salió un trazado en forma de abanico. Ese día, por lo tanto, tomaríamos la A6, eso sí, con la única premisa de no pagar peajes. Era un viaje de placer, no teníamos prisas, así que Guadarrama, con curvas, por favor.

Las metas de esa primera etapa fueron Astorga, Ponferrada y el Valle del Bierzo, en cuyo camping pasamos la primera noche. Pero antes, una grata sorpresa. Rafa y Lola se ponían en contacto con nosotros para darnos cuenta de que estábamos a media hora en la misma ruta, descansando del camino en la Cruz de Ferro. Visita al albergue de peregrinos de Rabanal, del que tengo gratos recuerdos, y teníamos otro encuentro con amigos, este sin planificar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150817_170147_1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.

18 de Agosto

Tras recoger en el camping, durante la que quizás fue la noche más fresca del viaje, hicimos norte para entrar en Asturias en dirección al bosque de Moal, zona de osos en la que íbamos a hacer un pateo entre ayas, castaños y avellanos. Allí me contactaba Luis, un poco in-extremis como suele ser él, dos días antes de que pasásemos por su tierra. Todo iba según lo previsto, y tras el almuerzo de media mañana, teníamos tiempo de sobra para llegar al final del recorrido, en el Valle de Lago. Así que enfilamos por el “atajo” que había dispuesto desde casa, que nos evitaba hacer una “V” bestial hacia el norte. Camino vecinal, aldeas… pista… y valla de ganado. Sospechoso. Pero en el mapa salía claro. Estábamos a 3 kilómetros de la carretera principal, aquello tenía que estar conectado. Si no, los del pueblo de al lado nunca verían a los de allí abajo, ¿no? Pues no. Debían de estar peleados. Después de que Ana se apeara nosecuantas veces de la moto para cruzar un barrizal, la pista desaparecía de las más traicionera de las formas. Tocaba volver. De nuevo en la explanada del ganado, decidimos probar otra alternativa antes de rendirnos, que, esta vez sí, pero no sin dificultades, nos llevaba a la carretera. El atajo nos había ocupado dos horas, de manera que llegábamos al restaurante exhaustos, que es la mejor manera de llegar a un sitio de Asturias para comer; es decir, con mucha hambre. 

El camping estaba al lado, así que plantamos y descansamos, descartando subir al lago por falta de tiempo. Volveremos. Eso sí, la aldea y el enclave así como Pola de Somiedo, espectaculares para pasar la  tarde y la noche. 

IMG_20150818_113557

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150818_162539

IMG_20150818_193626_1

IMG_20150818_201633_1

IMG_20150818_202011_1

.

.

19 de Agosto

Por la mañana tuvimos una niebla de narices que le daba a los puertos un aspecto encantador, pero que obligaba a extremar las precauciones al manillar. Aun así llegamos a buena hora a nuestra actividad reina del día: Hacer la Senda del Oso en Bici. Y la disfrutamos como enanos. Primero subiendo y viendo al famoso palmípedo a su hora de almorzar. Luego, comiendo en la cabecera del recorrido. Y finalmente dejándonos bajar para hacer lo propio con los excesos hasta el inicio. Desde allí hasta Oviedo había un salto, que dimos para ver Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo y luego encontrarnos con un nuevo fichaje al que debemos la más exquisita de las hospitalidades junto a su mujer: Javier. 

Visita guiada por Oviedo y cena en un sitio casero fueron el colofón de la jornada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150819_182514

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.

20 de Agosto

Haciendo centro en Oviedo, el día 19 teníamos programadas las visitas de Avilés y Gijón. Y menos mal que pudimos hablar a tiempo con Manel, porque por un error en mi agenda por pocas nos íbamos de su tierra sin verlo, entre una y otra de las visitas y en la puerta de un centro comercial. Nos faltó la foto… 

De la primera ciudad nos quedamos con su imagen de modernidad, el casco antiguo y el gran parque. Para comer, decidimos acercarnos al cabo peñas, donde junto al faro se disfruta de unas vistas impresionantes. Y a la tarde, el paseo de rigor con los amigos, por lo más característico de Gijón, no sin hacer una buena parada en una de sus sidrerías. A la noche, Beatriz nos sorprendió con una rodaja de atún cantábrico que nos supo a gloria.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150820_182424

IMG_20150820_193650

.

.

21 de Agosto

Salimos bien temprano de Oviedo coordinados con la hora de marchar al trabajo de nuestros anfitriones, con el río Sella por destino. Allí nos esperaba uno de los platos fuertes de nuestro recorrido, el Descenso. Cogimos la piragua donde nos recomendó Manel, un poco “barco”, pero la pericia de los remeros compensó con creces lo dilatado de la embarcación, marcando unos pasos que ya hubiesen querido alguno de los que navegaban aquella concurrida mañana por el cauce. Tras el buen rato de remo, nos zampamos un gran bocata en un área recreativo próxima a la empresa de piragüas. Nos vino bastante bien que contasen con taquillas, duchas y vestuarios, pues la indumentaria de moto a veces necesita de estos cables para ir disfrazándose de paisano de vez en cuando, o simplemente comer cómodo.

A la tarde y tras montar en el camping de Picos, habíamos quedado con dos compañeros del foro de Transalp, Miguel y Sonia, que estaban pasando unos días a 500 metros. Vaya casualidad… Para acudir al punto de reunión, Ribadesella, cogí una carretera local, esta vez sin sorpresas, que nos mostró unos bellísimos paisajes de la Asturias profunda. Paseo por el mar, ciudad, y regreso a Cangas de Onís por otra carreteruca, aparte de cena en una sidrería hasta hartarnos, fue el plan de la tarde y a noche. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150821_120258

IMG_20150821_153448

IMG_20150821_171607

IMG_20150821_194024

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150821_212039

.

.

22 de Agosto

Daban lluvia. Pero no nos amilanamos y salimos en busca de la ruta qe tenía preparada por la zona de los Lagos de Covadonga. Quizás no era la mejor de Picos, pero sí un enclave al que me prometí volver hace tiempo, y hay que ir tachando lugares. Aunque como suele pasar, tras ir de nuevo te lo vuelves a prometer… pero esa es otra historia. Ahora rodábamos dentro de una nube por la carreterita que sube al Santuario de Covadonga, y como habíamos madrugado, éramos de esos pocos afortunados que pueden subir a lo largo del día en vehículo propio. Se notaba conforme ganábamos altitud que casi rozábamos ya el cielo, pero lo cierto es que los lagos presentaban un aspecto fantasmagórico. Era temprano, y al contrario de algunos que emprendieron el regreso, seguimos en nuestro afán, en esta ocasión ya a pata y rodeando el Enol, cuando empezó a abrirse un claro, más, más y… asistimos al espectáculo de una nube abriéndose en aquel entorno. El resto se puede ver en las fotos. 

Hicimos nuestro pateo, que pasaba por un pequeño bosque tupido precioso, y acababa a orillas del lago de la Ercina, en una cabaña en la que una abuelilla hacía quesos de vaca al increíble precio de 35 € el kilo… aquí en el sur somos un poco menos exclusivos con estas cosas artesanales, al menos a pie de fábrica. Sobre todo cuando al parecer no era oro todo lo que relucía… y la leche venía de fuera. Lo curioso fue comprobar cómo al volver los lagos se llenaban de autobuses de turistas no-madrugadores, y loo que es peor, las nubes volvían a cubrirlos cerrando el paréntesis que nos habían dado, por lo que la bajada fue de lo más divertida entre curvas, vehículos pesados, vacas que se cruzaban… no hay nada como viajar en moto. 

Luis nos había recomendado un sitio para comer en una de las aldeas que circundan el parque natural de Picos, y allí que fuimos a comprobar una vez más que no hay jornada en Asturias que no termine en comilona. Salimos de allí rodando (no en moto, sino como peonzas, y nos dedicamos básicamente a pasar la tarde haciendo la digestión entre moto y paseos, el último a una sidrería cercana al camping. Esa noche sí que llovió, pero nos pilló dentro de la tienda.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150822_091028

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150822_120709

IMG_20150822_143706

.

.

23 de Agosto

El día 23 le decíamos adiós a Asturias para saludar Cantabria, la única comunidad autónoma en la que aún no había estado. Más paisajes increíbles por la carretera, y una parada con almuerzo en Santillana del Mar, fueron lo más destacable hasta Santander. El camping lo teníamos en en el Cabo Mayor, junto al faro, y fue uno de los mejores del trayecto. Desde allí y una vez instalados fuimos a recorrer la zona del centro más cercana al mar dejando el resto para el día siguiente. La cena una vez más en la tienda, para dejar al estómago descansar tras los excesos del mediodía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150823_202034

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150823_212557

.

.

24 de Agosto

La tarde anterior nos habían recomendado ver una zona de playas en la oficina de turismo, y nos llegamos hasta ellas intentando mantenernos próximos al mar, pero nos fue imposible: no hay carretera que una todos los caminillos vecinales que salen hacia él. Una vez allí, estaban preparando el rodaje de un anuncio, pero pudimos contemplar la belleza y la bravura de un día en el que estaba claro que no nos íbamos a bañar, aunque mereció la pena a nivel fotográfico. 

Por la tarde regresamos a seguir viendo Santander, así como el palacio Real ahora convertido en edificio de la Universidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150824_120752

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.

25 de Agosto

Esa mañana volvimos a desmontar para dirigirnos por fin a tierras vascas, el último asalto de nuestro trayecto, a lo largo de 5 noches repartidas entre Mundaka y San Sebastián. La lógica impuso ver antes Bilbao, que nos cogía de camino, y volvimos a sacar partido de la ventaja de viajar en moto aparcando enfrente del Gugenhein. De hecho, allí nos cambiamos el traje de pingüíno para andar ya cómodos por la moderna y cuidada ciudad, así como por su zona de casco antiguo en la que nos comimos unos pinchos, buscando lo típico y lo conocido, cosa que nos salió más barata de lo que esperábamos. 

Mundaka tiene un camping que se aprovecha de su situación y belleza para ser uno de los más caros de España. Pero allí habíamos planeado tres noches, de modo que nos alegramos de tener suerte en última instancia con la parcela, y tras plantar, salimos a recorrer el pueblo, darnos un chapuzón, y a comprar algunos víveres ayudados por una abuela muy peridispuesta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150825_182535

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.

26 de Agosto

El día 26 habíamos programado la visita a unas cuevas cercanas al santuario de Arantzazu que bien mereció la pena por lo espectacular de sus formaciones y lo bien guiadas que están. Luego subimos al santuario, que nos pareció muy llamativo, quizás por haberse levantado en una época con estilos arquitectónicos por definir, pero en cualquier caso en un entorno privilegiado. Guiados por whatsapp en todo momento por Andoni, fuimos haciendo regreso temático con comida en el País Vasco profundo para terminar de nuevo en Mundaka, donde esta vez dimos un paseo más extenso descubriendo rincones muy recomendables.

IMG_20150826_115149

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150826_203350

IMG_20150826_203953_1

IMG_20150826_205215

IMG_20150826_205717

.

.

27 de Agosto

El último día desde el camping de Mundaka iba destinado a hacer un pateo por la zona de la ermita de Urkiola. Esta vez el tiempo nos respetó menos, en forma de viento, pero fue un fenómeno totalmente local, pues al bajar desapareció. Bajamos a comer a Guernica, y de allí regresamos a disfrutar de la playa durante l a tarde. Parada obligada en el supermercado del sobrino de la abuelilla, y a cenar al camping.

IMG_20150827_110903_1

IMG_20150827_110934

IMG_20150827_111034_1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150827_115107_1

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por último, quería hacer una observación que me sorprendió desde que entré en el país Vasco… ¿Por qué tienen el combustible allí una media de 15 céntimos más barato que en Andalucía? Tanto lloramos con el céntimo sanitario que nos colaron unos cuantos más por otro lado, sin  que nos diésemos cuenta..?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

.

.

28 de Agosto

Comenzaba una jornada especial, porque un Vasco de los de 32 -sí, 32- apellidos euskeras, historiador vecino de célebres astilleros, nos iba a enseñar un trocito de su tierra. Puntual como un clavo estaba Muguire, Andoni, esperándonos en la puerta del camping con todo ya recogido. Tras los saludos y presentaciones, zarpábamos, digo salíamos, a recorrer la distancia entre Mundaka y San Sebastián por el camino más bello, que no el más rápido y aburrido. La lección de historia vasca fue colosal, pero aprendimos otras tantas cosas desde que el asfalto allí está mejor preparado para el agua y es el culpable de que haya que tirar las ruedas cada 8000 kms, hasta que esta gente tan especial monta los astilleros río arriba y por eso hay que ir de una playa a otra en barco. De verdad, recorrer esa zona con Andoni es algo por lo que habría que pagar. Mención especial a Ea, un pueblo costero precioso al que tarde o temprano volveremos. 

Gracias a ese recorrido, la costa vasca quedaba relativamente trilada, ya que anteriormente habíamos visto la zona al Oeste de Mundaka. La llegada a San Sebastián la hacíamos por el camping, que estaba situado a nuestro paso. Reservada parcela y salimos a comer los tres para cerrar el capítulo décimotercero de historia, y así no quedarnos a medias y con la duda. No fue el sitio más barato pero comimos bastante bien y con muy buena calidad, sin olvida el txacolí al que nos invitó nuestro anfitrión.

Una vez despedidos y tras montar, quedaba hacer la primera visita de Donosti. Comenzamos por la playa y un edificio que nos llamó bastante la atención desde lejos, que luego resultó ser un seminario. Así que retomamos el camino correcto ya con la moto y postpusimos al otro extremo de la concha para hacer algunas fotos por el ayuntamiento y en especial a la puesta de sol. Finalmente nos adentramos en la zona de pinchos, y viendo el percal como decimos en el sur, decidimos entrar en un garito de gente jóven que se veía bastante nuevo. Allí nos quedamos a cenar, lo cuál como comprobamos al día siguiente fue un acierto…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA      

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150828_145748

IMG_20150828_202954_1

IMG_20150828_204947_1

IMG_20150828_210434

IMG_20150828_211433_1

.

.

29 de Agosto

Haber planificado un día entero para San Sebastián fue un acierto, porque daba para eso y para más. Decidimos comenzarlo subiendo a la fortaleza para contemplar desde allí las vistas y hacernos una idea de la orografía de la ciudad. Luego descendimos de nuevo al casco antiguo para seguir recorriéndolo, y a la hora de comer “sufrimos” el haber buscado un sitio diferente del de la noche anterior, porque allí parece que lo que “pega” es el pincho caro, de modo que pagamos la primera ronda y volvimos al redil. Por la tarde, playa, ducha y más paseos, haciéndonos a la idea de que este largo y completo viaje iba tocando a su fin. Recorrimos esta vez la zona de la catedral, bajamos la ría y nos asomamos a la playa de la zona de Zurriola, viendo el desmadre del “palacio de la música” que tienen allí montado, para finalmente y sin arriesgarnos, terminar cenando con nuestros amigos de los pinchos. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150829_194219_1

IMG_20150829_221812

.

.

30 de Agosto

Tocan retirada. Amanecíamos tempranito porque era un día de kilómetros, ya que había que atravesar media península casi. Pero no queríamos dejar de ver cosillas por el camino, y planificamos la primera parada pasado Logroño, para saludar a Chema y a Eduardo. Fue un almuerzo de esos que luego hay que quemar para comer, y un rato de risas de los que no hay que perder al menos una vez al año. Luego planificamos la comida en Soria, con parada en el casco antiguo, y la sobremesa en Calatañazor, una aldea realmente espectacular y muy recomendable de visitar por el estado de conservación de su casco medieval. Seguimos haciendo Suroeste en busca de Gargantilla de Lozoya, donde habíamos quedado para pasar la noche con Joaquín y Estrella, aunque antes nos dimos una vuelta por el retén para ver el camión de los sueños de mi Arturete. Peaje que por pocas nos cuesta llegar chorreando. Una vez más el clima nos respetó, por los pelos. Y allí pudimos relajarnos como en familia, porque es uno de los amigos más antiguos que conservo. Otra jornada aprovechada que dejábamos atrás.

IMG_20150830_134652_1

IMG_20150830_135306

IMG_20150830_141131

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150830_164830

IMG_20150830_164053

IMG_20150830_163734_1

IMG_20150830_163533

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20150830_185056

.

.

El 31 de Agosto bajamos recorriendo La Mancha y dejando atrás una quincena con el listón altísimo, por lo rodadas que han salido todas las cosas. Mucho me temo que al cerrar el círculo del Cantábrico no he hecho sino dejar muchos destinos a las que volver en un futuro no muy lejano. Aunque los proyectos se nos agolpen en la agenda, siempre quedará un lugar para esas tierras en las que el verde llega al mar y en las que nos esperan todos aquellos amigos que han dado color a estos días de aventura. Gracias a todos/as y hasta pronto.

.

.

.

Anuncios

3 comentarios en “Cantábrico en Moto.

  1. 15 Días fantásticos y mejor narrados. Leer la crónica me hace revivir toda nuestra aventura una vez más y no se me cae la sonrisa de la cara. Bajamos enamorados del Cantábrico y con la firme determinación de volver.

    Me gusta

    1. Un placer veros y aunque sea “in extremix” tu dame un silbidito que siempre aparezco jajjajjajaja.
      Cuidaros y que nunca dejemos de perseguir un nuevo destino , un nuevo lugar en el que soñar con llegar y cuando venga la parca la recibiremos como Neruda diciendole ” Confieso que he vivido”.
      Para el proximo verano los Balcanes y el siguiente un paseito por los “tanes” llegando a Mongolia , si te encaja donde coje un jamón, cojen dos jjejejjjeejjej

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s